Joaquín Cortés, ¡qué pasada!

A veces, basta con mirar las botas de un hombre para saber su historia. La de Joaquín Cortés se escribe al compás de una farruca, y va desde un patio de Córdoba hasta las calles de Manhattan. En medio, el mundo entero.

Seguir leyendo “Joaquín Cortés, ¡qué pasada!”

Anuncios