Clara Alvarado cuenta en ‘Informativos Telecinco’ su experiencia como enfermera durante el coronavirus

Clara Alvarado, extremeña de 29 años, ha trabajado en distintas series de televisión para varias cadenas y plataformas. Entre ellas, participa enMadres’, de Mediaset España, con Belén Rueda, pero en estos momentos no ejerce de actriz sino de enfermera, ayudando a los pacientes a luchar contra el coronavirus.

Entrevistada por Pedro Piqueras en Informativos Telecinco, la joven ha explicado que viendo la “vorágine” en la que se estaba metiendo Madrid, sentía que no podía “quedarse en casa”. Por eso, haciendo valer su carrera de enfermería, se lanzó a ayudar ante la emergencia sin precedentes que ha golpeado al país.

Reconociendo haber sentido miedo, pero “más que miedo, respeto”, ha explicado que “al principio” la situación fue “caótica”, pero ha contado que en la planta en la que ella trabaja están “muy agradecidos del trabajo del supervisor”, quien logró que todos estuviesen en las mejores condiciones posibles: “No nos ha faltado de nada”, ha asegurado.

En este sentido, ha contado que desde el momento en que se mete en el traje de protección lo único en lo que piensan es “en salvar vidas y nada más”. Piensan, cuenta, “en la empatía, en ponerte en el lugar del otro”. “Lo más bonito que está dando este momento es en dejar de pensar en uno mismo y pensar que si tú fueses esa persona (el paciente) te gustaría que te salvasen la vida”.

Ahora, Alvarado se encuentra a la espera de saber qué ocurre con su contrato de trabajo. Fue contratada en plena pandemia y termina el 31 de mayo. “Todavía no tengo información y tengo esperanza de poder seguir. Me gustaría continuar”, ha dicho, verbalizando su reclamo.

En este tiempo en el que ha dejado aparcado el camino de la interpretación para ayudar cuando más se necesita, la joven ha explicado que en un primer instante vivió situaciones “curiosas” cuando sus compañeros empezaron a percatarse de que era alguien a quien ya habían visto antes a través de sus televisores. También algún paciente la ha reconocido, como una mujer que quería quedar con ella fuera tras encontrarse mejor. “Un amor, es bonito”, ha contado, matizando que, no obstante, es difícil reconocerla al ir “con tal parafernalia”, con el EPI puesto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .