ENTREVISTA EXCLUSIVA A CELIA FREIJEIRO y AIXA VILLAGRÁN, dos de la protagonistas de ‘Vida Perfecta’, estreno en Movistar + este viernes 18

La cuenta atrás está a punto de llegar a su fin y así poder disfrutar en Movistar+ de ‘’Vida perfecta’’, la galardonada y exitosa serie dirigida por Leticia Dolera.

Horas antes de su preestreno en Barcelona, charlamos con Aixa Villagrán y Celia Freijeiro, dos de las protagonistas (además de la propia Dolera), sobre varias cuestiones que se plantean en esta ficción que llega para romper los cánones establecidos por la sociedad y hacer que el espectador se plantee ciertos temas.

– La vida perfecta no existe pero sí el camino perfecto que es lo que ha tenido la serie hasta ahora. ¿Os esperabais este éxito?

Celia: No lo sé, pero desde el primer momento en que recibí las separatas dije: “uff, aquí hay algo muy guay, yo tengo que hacer esto”. Porque se están planteando cuestiones, inquietudes, preguntas que yo me planteo con mi entorno de mujeres de amigas y familia y no es habitual que un proyecto de repente tenga a sus tres protagonistas que sean mujeres, además de más de 35 años, donde el 60% del equipo también lo son, jefas de departamento, donde hay perspectiva femenina que creo que es muy importante, necesaria, refrescante y enriquecedora para contar el relato y que no esté incompleto.

Hay muchos ingredientes para que esta serie fuese algo diferente, especial y luego conocimos a Leti (Leticia Dolera) y dije: “¿Esta señora de qué planeta ha bajado?” Es increíble verla trabajar, su capacidad de entrega, desde donde ejerce el liderazgo, con humildad, empatía, dejándote espacio para que tú sientas que puedes aportar, sumar y proponer, crear, que recoge tus ideas y las hace mejores aún. Sientes que el proyecto es tuyo y tiene al equipo entregado, creyendo en ello, diciendo vamos a sacarlo adelante. Y cuando se hacen las cosas desde ahí, pasan cosas.

Resultado de imagen de aixa villagrán

Aixa Villagrán: “La serie trata sobre por qué somos según lo establecido, la necesidad de tener que gustar y cumplir con lo que se espera de nosotros y el no hacerlo desde nuestra libertad”

– Hablemos de vuestros personajes. Aixa interpretas a Esther, un alma libre a la que no le gustan las ataduras y que busca su hueco en el mundo del arte y tú Celia eres Cris, quizás el prototipo de vida perfecta: casada, dos hijas, buen trabajo y status social pero que en el fondo es una SuperWoman que hace frente a todo sola y que también necesita satisfacer su vida sexual. ¿Hay más de vosotras en ellos o al revés?

Aixa: Cuando leí el personaje de Esther sí sentí paralelismo con el personaje, no puedo decir que yo lo sea porque también me siento identificada con Cris o María en algunas cosas. La serie precisamente está gustando porque habla de inquietudes y emociones muy universales, poniendo sobre la mesa cartas que le afectan a todo el mundo independientemente del género o la edad. Mi personaje es un alma libre, hedonista, disfrutona, que tiende a pasárselo bien y que no cumple con las expectativas que la sociedad espera de una persona que está a punto de cumplir los 40 años que son la estabilidad económica, una casa, hijos, pareja, perro, casa de vacaciones… A través del personaje se explora lo que es la idea del éxito. A mi me ha hecho cuestionarme quién decide lo que es o no el éxito, que está bien o mal, que es ser una fracasada o fracasado. El motor e inercia de Esther es el disfrute, el hedonismo y entra en crisis porque la sociedad y entorno le está diciendo que es una teenager, una adolescente que no encaja, que ha de venderse en las redes sociales …

C: El contrapunto es Cris, que encaja perfectamente en el modelo construido socialmente de vida perfecta, super woman que ha hecho punto por punto todo lo que nos han dicho a las mujeres que tenemos que hacer para estar bien, tener éxito y ser súper felices: matrimonio, dos hijas, carrera potente, bien de dinero, tiene relaciones sexuales todavía con su marido porque todavía sigue habiendo ahí algo pero de repente un día se levanta y dice no estoy bien. Algo me pasa porque no soy feliz. ¿Como puede ser? Y es capaz de hacerse esa pregunta, de bajar a lo emocional y decir: esto es lo que siento, donde estoy y lo que me está pasando. Se atreve a hacerse esa pregunta y de hacer ese viaje en busca de la respuesta.

Creo que además toca temas que son pilares fundamentales de nuestra construcción social, de nuestro sistema: la maternidad que sigue siendo tema tabú, lo hace desde otro punto de vista para decir: tengo dos hijas a las que quiero mucho pero no llego, estoy cansada, a veces no las soporto y no quiero estar con ellas. Y luego la sexualidad femenina, habitualmente se nos representa como objetos de deseo no como sujetos deseantes y aquí nosotras tenemos deseo, lo sabemos, lo sentimos, experimentamos, satisfacemos y eso también sigue siendo tema tabú. Mi personaje vuelve a conectar con ella misma a través de la su sexualidad, desde el deseo y eso es guay.

– Del personaje de Esther me gusta la reflexión que hace en el último capítulo “¿Qué mierda de frase es esa de querer es poder? ¿Qué pasa si no lo consigo, soy una fracasada?”

A: Eso me ha surgido a mi a lo largo del proceso tanto de casting, rodaje, postproducción y luego el resultado final de la serie que es el qué pasa y por qué somos según lo que la gente quiere que seamos, la necesidad de tener que gustar y cumplir con lo que la gente espera y el no ser nosotros desde nuestra libertad. No nos creamos un carácter desde la libertad y la emoción si no desde lo establecido.

Celia Freijeiro: “La serie lanza preguntas pero no da respuestas. No te dice qué has de hacer y así generar debate”

– El eslogan de la serie es ‘’Perder el miedo a que todo se dé la vuelta’’. ¿Os ha pasado eso en vuestra vida? ¿O tenéis miedo a que pueda suceder?

A: Más que miedo a que todo se dé la vuelta, hay miedo a fracasar y a decepcionar. A través del proceso de la serie me he planteado hasta qué punto yo soy yo porque he decidido ser yo misma. Soy una persona bastante libre pero estoy encorsetada y condicionada en un patrón de mujer en el que tengo que llegar a ser, hay miedo a decepcionar, a fracasar, a no gustar y en esa lucha de encontrarnos andamos.

C: La serie abre muchas preguntas pero no da respuesta. No es moralista, no dice lo que tienes que hacer, genera este tipo de debates y nosotras nos hemos planteado a nosotras mismas muchas cuestiones. Una de ellas el que parece que hay un momento donde ya no te puedes hacer más preguntas ni cuestionar nada. Por ejemplo, mi personaje ha construido muchas cosas pero ahora, ¿puedes deconstruirlo y empezar de cero? Como cuando eres joven y empiezas una carrera pero no te gusta y cambias porque hay tiempo, o rompes con un novio
pero ya tendrás otro, …

¿Llega un momento en el que ya no puedes cambiar? ¿Te tienes que quedar con lo que has construido? ¿Te da terror decir no estoy a gusto con mi vida, mi trabajo, con mi pareja? Hay terror a ese cambio, a replantearse las cosas, a sentirlas. Nos enseñan a desarrollar nuestras capacidades intelectuales, a pasar todo por el filtro del cerebro, pero no bajamos a lo emocional y es muy difícil saber realmente lo que te sirve o no, lo que necesitas o no y desde donde nos relacionamos.

A: En el caso de Esther, ella no tiene miedo a que todo se dé la vuelta porque ella no tiene una vida estructurada y un patrón como Cris. A ella le da miedo el cambio.

Resultado de imagen de celia freijeiro y aixa villagrán

Celia Freijeiro: “Ojalá ‘’Vida perfecta’’ con protagonistas femeninas así como gran parte del equipo, sirva para que se apueste más por proyectos liderados por mujeres”

– Serie protagonizada por mujeres, así como gran parte del equipo, ¿Creéis que esto es rompedor en la ficción española o esperáis que lo sea?

C: A mi me gustaría que esto sirviese para vencer un poco esa resistencia que hay todavía en la industria a apostar por proyectos liderados por mujeres. Me gustaría que la próxima vez que una mujer se siente a hablar de su proyecto se la escuche y se entienda que es necesario e importante nuestro relato.

– Decidme una vez en la que os hayáis dejado llevar de verdad.

C: A ti te lo voy a contar (risas)

– O tres cosas que teniéndolas puedas decir: ahora mismo tengo la vida o el momento perfecto.

A: Yo me dejé llevar cuando con 22 años me fui a México DF sola, porque tenía muchas ganas de ir allí. Soy bastante libre, la verdad.

– Aixa ha respondido a una de las preguntas, Celia es tu turno.

A: Y déjate de terapias. (risas)

C: (se lo piensa) Todo lo que pasa en la cama me parece bastante perfecto: comerme un helado, compartir un masaje, un buen polvo …

A: Yo me dejo llevar mucho también bailando.

C: Yo me he dejado llevar muchísimo rodando esta serie. Y mucha terapia para estar conectada con lo que realmente necesitas e ir a por ello.

 Entrevista realizada por: Sonia Arnau (@Sonyeta)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .