Taylor Swift lanza ‘Lover’ su disco más maduro y personal

Dice el refrán que tras la tormenta llega la calma y muestra de ello es Taylor Swift. La artista publica su séptimo trabajo ‘Lover’ y lo hace llena de color que logra borrar de un soplo las nubes negras que había iniciado su antecesora etapa ‘Reputation’.

El que ya tiene en su haber ser el disco más reservado antes de salir a la venta con un millón de ejemplares, es también el disco más extenso de Taylor al contener 18 pistas. Con él, recupera el sonido pop alegre inconfundible, el ‘’swiftsound’’ de aquél exitoso 1989, álbum que la encumbró a la estrella e icono que es hoy en día con temas como ‘Blank space’ o ‘Shake it off’.

La vuelta al inicio de todo: imanando luz, alegría y color mediante su música, tal y como le gusta y la ubica el público. Pero ha avanzado y lo hace más madura, sincera y tranquila que nunca. Eso se nota especialmente en sus letras: por ejemplo en ‘I forgot that you existed’ deja constancia que es indiferente e inmune a los que le pusieron trabas e intentaron humillarla (sin dar nombres, se entiende perfectamente hacia donde van las flechas), en ‘The man’ critica abiertamente el ser juzgada diferente por ser mujer o la inevitablemente emocionante ‘Soon you’ll get better’ donde habla de sus pensamientos más privados sobre la enfermedad de su madre y el no perder nunca la esperanza. Y es que el disco es una oda al amor en todas sus vertientes existentes y posibles a la vez que su álbum más íntimo que podría definirse como un diario abierto cantado a todo aquél que lo quiera escuchar.

Dicha evolución también se nota en en los diferentes sonidos que van desde las baladas clásicas como ‘Lover’ o ‘Daylight’ a la alegre canción con aires ochenteros ‘Paper rings’ los sonidos discotequeros en ‘The man’ o toques country como en la anteriormente citada ‘Soon you’ll get better’.

Antes de su lanzamiento se conocieron 4 singles adelanto: ‘Me!’, ‘You need to calm down’, ‘The archer’ y ‘Lover’ aunque sinceramente hay muchos otras canciones que merecen ser futuros singles como ‘Cruel summer’, ‘London boy’ que tiene un aura similar a ‘This is why we can’t have nice things’ o sin lugar a dudas ‘Cornelia street’ que recuerda al sonido elegante de ‘Delicate’.

Al escuchar muchas de ellas es inevitable imaginar y visualizarlas en directo, por ejemplo con ‘The archer’ donde bien podría funcionar a piano (como acostumbra a ser una parte de sus conciertos) o bien introduciendo más instrumentalización para conseguir más potencia en el crescendo final.

En definitiva, en ‘Lover’ encontramos a una Taylor Swift abierta en canal mostrando sus miedos y alegrías a través del amplio camino del amor, sus claros y oscuros entre un mar de color buscando siempre ver la luz del día (‘Daylight’) canción que cierra el álbum y no de manera casual con una frase reveladora: “quiero ser definida por las cosas que amo y no por las que odio ni por lo que tengo miedo”.

 Escrito por: Sonia Arnau (@Sonyeta)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .