Barcelona se rinde a la verdad de Manuel Carrasco

Como reza una de sus nuevas canciones “déjame ser bandera blanca para rendirme en tu verdad” el artista onubense recaló el pasado viernes 24 de mayo en Barcelona con su gira más ambiciosa como bien reconocía antes del pistoletazo de salida el pasado día 4 en Valladolid. Una puesta en escena con pantallas, llena de luces, color pero sobre todo y lo principal, con un setlist en el que prevalece el alto ritmo mientras se enlazan sus grandes éxitos y prácticamente la totalidad de canciones que componen su último trabajo ‘La cruz del mapa’ que también da título a esta gira.

Y precisamente esa cruz que va a recorrer toda la geografía española se quedó grabada para siempre en Barcelona, que tiene “uno de mis mejores públicos con diferencia”; como reconocía Manuel Carrasco en un momento de un espectáculo que duró dos horas y media y que parecía no querer que acabara. Tras un telón que bajó a media canción, comenzó la noche con ‘Me dijeron de pequeño’ para seguir con ‘Yo quiero vivir’ y ‘Aprieta’ en un inicio trepidante para seguidamente saludar en catalán al público que llenó el Palau Sant Jordi.

El primer momento reivindicativo llegó cuando interpretó ‘Que nadie’ y ‘Vete’, canciones de temática contra la violencia de género. Los éxitos iban seguidos: ‘Llámame loco’, ‘Mujer de las mil batallas’, ‘Ya no’ y así hasta llegar a su momento más íntimo, “a volver a los orígenes, al principio de todo cuando tocaba solamente con mi guitarra” interpretando ‘Menos mal’ y ‘Soy afortunado’ donde alega que siente así porque “los mayores tesoros que tengo no los he comprado”. Por si alguien lo duda, va sobrado de ellos: talento, sacrificio, confianza en uno mismo y lograr transmitirlos y contagiarlos a miles de personas mediante su arte, sus canciones.

Son tantos los hits que contiene su discografía que hizo un mash-up con ‘Sabrás’, ‘Y ahora’, ‘Bailar el viento’ y ‘Siendo uno mismo’ para después encarar la recta final de la primera parte del show con ‘Te busco en las estrellas’, ‘No dejes de soñar’ con miles de móviles iluminando el recinto y ‘Tambores de guerra’. Los espectadores tenían más ganas de ‘guerra’ musical y ésta llegó directamente desde la emoción de un Carrasco que solamente con su piano emocionó al interpretar ‘Mi única bandera’ canción dedicada a su hija Chloe y ‘Yo te vi pasar’.

Se avecinaba la recta final donde no podían faltar ‘Déjame ser’, ‘Amor planetario’ o ‘Tan sólo tú’ para pisar el freno por un segundo y dedicar una canción a Barcelona acordándose incluso del recientemente fallecido Eduard Punset. Con ‘El bar de los poetas’ y ‘Que bonito es querer’ su nuevo single, se ponía el broche de oro a una noche donde Carrasco cumplió lo que advirtió al principio: dejarse la vida y todo su sentimiento.

 Escrito por: Sonia Arnau (@sonyeta)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.