Londres cae rendida al ‘Hombre de los bosques’

Cuatro años después de su última actuación, la ciudad de Londres volvía a recibir a uno de sus artistas más queridos, el norteamericano Justin Timberlake, con un doble sold out para las dos fechas previstas en el The O2 Arena, con capacidad para 20.000 personas.

‘The man of the woods’ (el hombre de los bosques) es el título de su último trabajo así como de la gira mundial que le ha llevado a recorrer desde el pasado mes de marzo Estados Unidos y ahora lo hace en su periplo europeo para seguidamente en octubre volver a emprender la segunda parte de la gira americana hasta 2019.

Si bien es cierto que la gira está siendo todo un éxito allá por donde pasa, no puede decirse lo mismo del disco, con una mezcla de diferentes estilos que no ha dejado indiferente a nadie y del que no se puede extraer un hit como sí ocurriese en sus discos anteriores. Míticas y reconocidas son ‘Cry me a river’ (Justified, 2002), ‘Sexyback’ (FutureSex/ LoveSounds, 2006), ‘Mirrors’ (The 20/20 Experience, 2013). Aunque a día de hoy, lo que cuenta de verdad es tener el apoyo en los directos y el cantante de Memphis cuenta con varios carteles de ‘entradas agotadas’ en lo que va de año.

Tras el show del pasado día 9 de julio, la cita del miércoles 11 comenzó con sorpresa anunciada por el mismo protagonista en las redes sociales. Sabedor de que su espectáculo coincidía en hora con el importante partido de semifinales del Mundial de Rusia entre Inglaterra y Croacia, decidió retrasar el inicio y retransmitir el encuentro en las pantallas de su escenario. Sí, sorprendente fue ver a seguidores con la camiseta de la selección a la vez que iban alternando canciones de Timberlake y lamentaciones por cómo iba tornándose el encuentro. El resultado final de 1-2 enmudeció a un recinto que no tuvo tiempo de ver decaer el ánimo ya que nada más escucharse el pitido final, comenzó el concierto, precisamente para evitar que eso ocurriese.

Luces apagadas mientras un iluminado panel con las iniciales del nombre del disco iba bajando desde arriba a la vez que el protagonista hacía acto de presencia. Ahí estaba el ‘hombre de los bosques’, con una imagen acorde a dicho título, desaliñada, cómoda, muy ‘american style’ a la vez que tan distante de la ofrecida en su última gira ‘The 20/20 Experience World Tour en 2014 con esmoquin y pajarita incluida.

Comenzó la noche con el single presentación ‘Filthy’ seguida de ‘Midnight summer jam’ ambas canciones de su última disco a las que siguieron las exitosas ‘Lovestoned’ y ‘Sexyback’. Inicio trepidante que hacía bailar al respetable a la vez que subiendo la temperatura. El escenario de 360 grados permitía la visión desde cualquier ángulo, por lo que había público detrás de él, hecho poco dado en los conciertos así como una larga pasarela serpenteante hasta el final del recinto.

My love’, ‘Cry me a river’ con humo blanco por el escenario y efecto de lluvia cayendo por las pantallas para enlazar con su gran tema por excelencia ’Mirrors’ que dada su importancia y aclamación por el público bien pudiera haber ido en la parte final del setlist. Esta vez en mitad de la pasarela las pantallas en forma circular mostraban su imagen mientras cantaba en medio, emulando los espejos a los que hace referencia el título. Con un gran juego de luces y la parte final con el público cantando y aplaudiendo al unísono, el clímax está más que conseguido.

Había que tomar un pequeño respiro y éste vino a modo de acústico con ‘Drink you away’ y ‘Until the end of time’ interpretada en la pasarela con un decorado imitando una hoguera en una noche romántica al aire libre para acabar este parte en el escenario principal interpretando la que es su canción más exitosa del nuevo trabajo ‘Say something’.

Tras ‘Montana’ y ‘Summer love’ se encaraba la recta final con un claro objetivo: volver a hacer bailar el respetable. Y lo logró con ‘Rock your body’ interpretado entre el público de pista, ‘Supplies’, ‘Like I love you’ y con el mejor colofón posible, su exitoso ‘Can’t stop the feeling’ para dejar claro que el sentimiento de admiración entre la ciudad de Londres y él no se detiene.

 Escrito por: Sonia (@sonyeta)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.