ENTREVISTA A BRAYS EFE: “Me apetece soñar que me dirige Almodóvar”

A veces asesora a artistas, se enfunda en su gabardina de mujer enérgica y deja fluir sus ideas sin filtro alguno. Otras, se viste a base de lemas como “Don’t worry papi”, habla de futuro y ensalza a Los Javis –dueto compuesto por Javier Ambrossi y Javier Calvo–, los cuales lo imantaron hace ya varios años hasta transformarlo en toda una estrella de la Web 3.0.

Escritor, comunicador y actor; la versatilidad de Brays Efe (Las Palmas de Gran Canaria, 1988) cobra vida a través de Paquita Salas, la representante más loca –a la par que tierna– del mundo del espectáculo. Tras una primera temporada haciendo vibrar la red, la webserie de Flooxer guionizada y dirigida por Ambrossi y Calvo regresará a las pantallas de nuestros dispositivos con una segunda temporada repleta de sorpresas. Paquita continuará al pie del cañón.

IM: ¿Cómo llegó a tus manos el papel de Paquita Salas?

BE: Estoy en la génesis del proyecto. O sea, es una idea que no me llegó, sino que surgió para un vídeo de Instagram con Los Javis. Digamos que yo ya era Paquita Salas cuando se convirtió en una serie. De hecho, ellos cuando lo estaban escribiendo ya pensaban en que lo iba a interpretar yo. Lo único es que, claro, fue cambiando y el proyecto se hacía más grande, lo que exigía que yo me transformara. Desde el principio estuve encantado de hacerlo, sabía que iba a ser divertidísimo porque estaba con mis amigos.

IM: Pero, de un simple vídeo a crear a Paquita hay un tramo…

BE: Tiene una explicación, de verdad, de lo más ridícula. Estábamos en casa, era la época en la que Javi Calvo estaba probando a hacer sketches para Instagram y me dijo: ponte estas gafas. No sabíamos a dónde iban a ir esos segundos del vídeo y mira tú dónde ha llegado.

IM: ¿Tiene Paquita esencia propia o has tenido que inspirarte en alguien o algo?

BE: Paquita tiene mucha esencia propia… Está muy claro lo que se quiere decir en la serie, Los Javis lo tenían claro desde el principio. A ellos les obsesiona muchísimo el qué se va a contar y de ahí surgen unos buenos guiones que hilan toda la trama. Cuando te sientas a trabajar con ellos, de repente, lo que tienes que hacer es dar realismo a esa maravillosa historia que está escrita. Por tanto, inspiraciones tiene muchas, pero ninguna como para el personaje en general. Eso sí, hay cosas más concretas como gestos, chistes, un tono de voz; cosas que nos gustan y en las que uno se inspira.

IM: ¿Cómo es ser dirigido por Javier Calvo y Javier Ambrossi?

BE: Maravilloso. Soy muy amigo de Los Javis [recuerda que hoy es el cumpleaños de Javi Ambrossi y lo felicita] y claro, tenemos una relación de mucha confianza, lo que es muy bueno. Es como que ellos siempre saben cómo decir las cosas. También sabemos cómo pedirnos las cosas y yo sé cuándo puedo decir que algo no lo voy a hacer o que voy a cambiar algo. Y por el tipo de proyecto, ha sido un trabajo en el que me he sentido muy integrado y han tenido muy en cuenta mi opinión a la hora de elaborar el papel de Paquita. Ha sido muy, de verdad, hacer una cosa entre amigos.

IM: ¿Qué es lo que más te ha costado a la hora de tener que prepararte el papel de Paquita?

BE: Ha tenido la complicación propia de un papel de este estilo, que es un protagonista al que le pasan tantas cosas. Hemos ensayado todo lo posible. Luego había días muy difíciles en los que había que hacer muchas cosas y, de repente, llegabas cansado a una escena importante. Al fin y al cabo, ninguna complicación más allá de la que tiene hacer un papel. Claro que me he tenido que depilar y cosas así, pero son meros accesorios. Hacer de Paquita no ha sido ni más fácil ni menos fácil que de lo normal.

IM: Lo esperpéntico de Paquita Salas termina rozando la realidad, ¿cómo habéis logrado dar en el clavo de un sector como es el de la representación artística?

BE: Los Javis han sido actores durante mucho tiempo. De hecho, Javi Ambrossi es de los de dime un nombre y te cuento una anécdota. Los dos han tenido muchos representantes y todos conocemos historias de “repres”. Obviamente, hemos tenido que concentrarlas en el mismo sitio y luego ya hemos bebido de las cosas que nos hacen gracia alrededor de ese mundo. También hemos jugado mucho a lo cómico, a decir los nombres de la gente de verdad, a todo eso que sentimos que alimenta mucho la realidad del asunto. Ver una oficina con gente trabajando, papeles y bolis en las mesas… esa era la clave. A veces no sabes de qué trabaja la gente en las series, a no ser que vaya de médicos y sea obvio. Por ello nos centramos en pensar que teníamos un trabajo y, a partir de ahí, había que reflejar qué hacíamos en el día a día.

IM: ¿Te dejarías asesorar por alguien como Paquita?

BE: De repente sí, es que de repente Paquita es muy buena y te ayudaría mucho. Igual no toma las mejores decisiones, pero estaría contigo en todo momento. A veces hay gente que toma muy buenas decisiones, pero que no te sube la cremallera.

“El éxito de ‘Paquita Salas’ tiene dos factores; uno Los Javis y otro la plataforma Flooxer”

IM: ¿A qué crees que se debe que la serie haya tenido tanto éxito?

BE: Yo asumo que hay dos factores. Uno es Los Javis, que tienen un tono muy especial que a la gente le gusta mucho. Sus personajes son carismáticos, te hacen reír y te hacen llorar. Es como un tono muy bonito, luminoso, que tiene algo de tristeza y algo de felicidad. Y luego creo que también ha sido muy importante el que la serie haya estado en una plataforma como Flooxer. Es una plataforma en la que puedes ver el contenido cómo y cuándo quieras, desde tu móvil o te lo pones en tu sofá el domingo. O sea, que puedes decidir cuándo verlo. Lo bueno es que también ha ido a un público muy así, un público que a lo mejor no hubiera encendido la televisión los martes a las 22:00h.

IM: En este sentido, ¿crees que tienen futuro las webseries o crees que hay mucha competencia?

BE: Creo que la etiqueta se está quedando ya un poco atrás. El prefijo web comienza a ser dudoso porque, ¿es una webserie House of cards u Orange is the new black? Pues sí, porque no pueden verse en cualquier canal de televisión. De hecho, se ven directamente a través de internet. Siento como que cada vez el límite es más difuso. Antes podía haber más diferencia entre una cosa y otra; mientras que ahora hay una calidad igual de alta en los dos sitios. Pueden competir en igualdad, sí.

IM: ¿Quieres enfocar tu futuro a tu carrera como actor o, por el contrario, te gustaría seguir escribiendo guiones, dirigiendo y trabajando como comunicador?

BE: Me gusta todo y siento como que no hay que elegir. Yo antes me dedicaba más a escribir y dirigir y cuando se apareció en mi camino lo de actuar vi que también me encantaba. Me apasiona y estoy aprendiendo muchísimo. Me apetece hacerlo y nunca dejar de hacerlo. Periodista y actor, a la vez, igual no [risas]. Pero me gustaría hacer algo que aún no he probado que es escribir y dirigir algo que después interprete yo.

IM: ¿Algún proyecto nuevo del que puedas adelantarnos algo?

BE: A principios de este año participé en dos pelis. Una es El año de la plaga de Carlos Martín Ferrera –una historia de ciencia ficción en la que tengo un personaje pequeñito– y la otra es valenciana, Paella Today. Ahora estoy en el proyecto Tiempo de Isabel Coixet para Cinergía, en uno de los cortos que hay –La llave– y que interpretamos Úrsula Corberó y yo, cosa que me hace mucha ilusión. Nos hemos reencontrado de nuevo y nos lo hemos pasado genial. En este también están Aitor Luna y Joel Bramona.

Y bueno, estrené ayer (23 de junio) en Aranjuez, aunque a partir del jueves estoy todo julio y agosto en el Teatro Cofidis Alcázar de Madrid haciendo una adaptación de El príncipe y la corista, protagonizada por Javivi Gil, Bruno Lastra, Lluvia Rojo, Marta Fernández-Lastra y yo.

IM: Por curiosidad, ¿cómo fue trabajar con Úrsula Corberó en Cómo sobrevivir a una despedida (2015)?

BE: Fue lo más, me he hecho súper amigo suyo y es fantástica. Muy divertida en pantalla y fuera. Es que encima hacíamos de mejores amigos en la película y estuvimos un mes y tres semanas en Canarias pasándolo pipa. Desde entonces estamos en contacto y hablamos de lo que nos apetecería hacer a cada uno y, de repente, va y nos llama Isabel Coixet para hacer los papeles que un poco queríamos cada uno en su corto.

Preguntas Express:

  • Actor español con el que te gustaría trabajar: Candela Peña, Irene Escolar, Álvaro Cervantes, Carmen Machi o Paco León. Y me encantaría volver a coincidir con Javier Cámara.
  • Quiero que me dirija… Paco León, Mar Coll, Javier Rebollo. También me encantaría que me dirigiese Pedro Almodóvar, que es un nombre que nunca digo porque parece tan difícil que no me atrevo ni a soñarlo. Pero sí, me apetece soñar que me dirige Almodóvar. Él me paró en los Goya y me dijo que ojalá tuviéramos oportunidad de trabajar juntos y desde entonces me atrevo a mencionarlo en las entrevistas.
  • Tu película favorita: Marty (1955) de Delbert Mann.
  • Tu serie favorita: Girls me hace sentirme muy identificado.

 Entrevista realizada por: Iris Montoya (@irius_MC )

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s