‘Trainspotting’ en el Teatro Kamikaze (Madrid)

El 8 de abril llega a Madrid la adaptación teatral de ‘Trainspotting’, producida por La Competencia. La adaptación recupera la esencia y crudeza de la obra de Welsh cuando se acaban de cumplir veinte años de la película, y a las puertas del estreno mundial de su segunda parte, con una mirada contemporánea e incisivamente purgada en una versión de Rubén Tejerina y la dirección de Fernando Soto. La sordidez de ese universo será retratada por cinco actores de amplia trayectoria profesional que pondrán voz y cuerpo a esta historia cargada de humor corrosivo y mordaz, pero con una potentísima carga emocional. Ellos son Críspulo Cabezas (Renton), Luis Callejo (Begbie), Víctor Clavijo (Sick Boy), Sandra Cervera (Lizzie), y Mabel del Pozo (Alison).

‘Trainspotting’ recupera y revisa la experiencia escénica que llevó al escenario la novela de Irvine Welsh, publicada en 1993, y que Danny Boyle, en 1996, convertiría en película también de culto. La novela se convirtió en un fenómeno social aclamado tanto por la crítica como por el público, pero fue al verla en escena cuando Welsh se hizo consciente de la potencia y transcendencia de su obra. Esta revisión del clásico moderno llegará a la cartelera madrileña el 8 de abril.

Nota del director:

Trainspotting es un reflejo de la miseria del hombre, de la crudeza de la vida cuando eligiendo un camino u otro, el ser humano se distancia de lo establecido.

Originariamente la historia está localizada en el Edimburgo de los 80, pero podría suceder en cualquier ciudad y en cualquier época, nos plantea una cuestión cíclica, que se repite a lo largo de periodos y sociedades.

¿Qué hacer con mi vida?… Trainspotting nos plantea un concepto muy claro, el concepto de la elección. Hoy en día , viviendo en una sociedad en la que el consumo y lo tecnológico imperan sobre cuestiones mucho más importantes, más vitales, donde la competitividad, la prisa por llegar a algún lado, la obtención de resultados ,es decir una sociedad de un soñado “bienestar”, hace que tengamos la sensación de estar viviendo una huida hacia delante, que no seamos dueños realmente de nuestras elecciones, o todo lo contrario, que haya tanta oferta que nos haga vivir en una continua demanda y realmente no elijamos lo que demandamos.

En esta especie de centrifugado se encuentran los personajes de Trainspotting. Ellos deciden firmemente el camino de la droga, para no tener que elegir, para  huir y poder permanecer, estar simplemente.

No pretendo poner en escena la búsqueda de una supuesta moral que nos lleve a ser felices, sino buscar una salida a todos los convencionalismos que nos son impuestos y realmente poner encima de un escenario miles de preguntas que son cruciales para decidir que tipo de vida queremos vivir. Aportar una nueva visión.

Respecto a lo puramente dramatúrgico, Trainspotting es una novela cargada de ingredientes muy interesantes para el teatro: un humor corrosivo y mordaz como medio de acercarnos a lo mas dramático, un proyecto que necesariamente precisa una gran labor interpretativa y unos personajes de carne y hueso que solo podrán ser abordados por actores de un alto nivel, y una realidad aplastante con la que golpear al espectador.

Un buen titular que podría resumir este proyecto es una cita de uno de los grandes del teatro como es Brecht : “Si la gente quiere ver sólo las cosas que pueden entender, no tendrían que ir al teatro: tendrían que ir al baño.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s