¿Qué tipo de audiencia interesa más en España?

audiencias

Un día, la televisión llegó a nuestros hogares, para siempre. Aquella pequeña pantalla que nos mostraba imágenes de la otra parte del país, el continente o el mundo era demasiado fascinante para que no se convirtiera en nuestra aliada. Pero la dependencia se tornó mutua pues, con la llegada de nuevos canales, fue ella la que necesitó de audiencias altas para mantener sus programas en antena.

La programación se ha convertido en una difícil batalla para conseguir al mayor número de espectadores posibles y, en consecuencia, a las marcas publicitarias más deseadas. Pero, ¿es posible predecir qué será un éxito y qué fracasará en nuestro país? ¿Cuáles son las tendencias televisivas más en boga?

Las idílicas primeras emisiones:

Durante los primeros años, la televisión era un asunto público pues La 1 era el único canal. No se medía el número de espectadores que tenía un espacio pues no había competencia contra la que pelear. Aún así, por supuesto, existieron un buen puñado de espacios que sobresalieron por encima del resto y todavía hoy se recuerdan con gran nostalgia.

Algunos de los primeros éxitos fueron, sin duda, los programa espectáculo, en los que los televidentes podían disfrutar de actuaciones en directo de esos artistas a los que admiraban pero a quienes, tal vez, nunca habían podido ver: música, humor, variedades, entrevistas… El público en directo trasladaba a los espectadores a un fantástico universo con el que disfrutaban todos los miembros de la familia. ‘La hora Philips’, ‘Festival Marconi’, ‘Gran Parada’ o ‘Escala en Hi-Fi’ son algunos de los nombres más recordados.

Por otro lado, tenemos la ficción, un clásico que siempre ha funcionado de maravilla en la parrilla. Durante 20 años, el programa ‘Estudio 1’ fue todo un acontecimiento para los hogares españoles que podían ver los mejores textos de la literatura universal interpretados por actores de solera y prestigio. El apogeo del teatro televisado fue compartido a nivel europeo, siendo los programas ‘Au théatre ce soir’ y ‘Play of the Month’ grandes éxitos tanto en Francia como en Inglaterra.

Grandes títulos, grandes nombres:

Trazar un gran éxito en televisión y audiencias, suele estar auspiciado tanto por un género como por los grandes nombres que aparecen en la producción. Con la llegada de los canales privados, la lucha por las audiencias significó la lucha por conseguir a los mejores presentadores: Emilio Aragón, Joaquín Prats, Constantino Romero, Mayra Gómez Kemp eran figuras tan importantes que su sola mención hacía despuntar el espacio que conducían.

En una época en la que las cadenas necesitaban espacios de larga duración que pudieran competir a gran escala, los concursos se convirtieron en una baza fundamental, en la que integraban otros géneros. ‘Un, dos, tres, responda otra vez…‘ aunaba humor, magia, música, participación del público… La sucesión de momentos era vibrante y le convierte en uno de esos clásicos inolvidables. ‘El gran juego de la Oca‘ o ‘VIP Noche’ supieron adaptar las normas de un juego de mesa al mundo de la televisión y, de nuevo, la mixtura de géneros convirtió a los programas en galas en las que cualquier sinónimo de espectáculo tenía cabida.

Además, las series nacionales comenzaron a coger más y más fuerza. Las audiencias respondían de maravilla frente a un patrón que mostraba el día a día de las familias. Había reconocimiento y cercanía con los personajes de ‘Médico de familia‘ (que llegó a congregar a casi nueve millones y medio de espectadores), Farmacia de guardia (su último capítulo fue visto por más de once millones de personas) o Hostal Royal Manzanares (que logró ocho millones de espectadores), tres series que consiguieron cifras astronómicas que ahora sería imposible repetir.

Los nuevos tiempos:

Viajamos al presente para hablar de cómo la televisión ha evolucionado y cuáles son los géneros que, ahora mismo, triunfan en la pequeña pantalla. Con canales que se especializan en audiencias, con la influencia de lo que se comenta en Internet, con el bagaje que los espectadores tienen, ¿cuáles son los programas que triunfan en la actualidad?

La telerrealidad, aliada de las audiencias:

gran-hermano-17

La llegada de los reality shows a nuestro país (y a la televisión mundial) fue una revolución increíble en la forma de entender la televisión. La posibilidad de ver a un grupo de desconocidos conviviendo en una casa sin posibilidad de esconder nada de lo que hacían o decían, levantó grandes polémicas pero también, asombrosas audiencias. La final de la primera edición de ‘Gran Hermano’, en el año 2000, logró el 70% del share, un fenómeno mediático más allá de toda duda.

En este 2015 que estamos finiquitando, los realities siguen a la orden del día pero su éxito pasa por una reinvención del género que se atreva con asombrosas vueltas de tuerca: la vida en una isla, en una granja, con famosos, con anónimos, la búsqueda del amor… el reality no se sonroja. Además, es uno de los géneros estrellas para las redes sociales, que han lanzado el término share social hasta convertirlo en un dato de referencia. La primera gala de la presente edición de ‘Gran Hermano’ logró 340.000 menciones en Twitter.

Ficción, divino tesoro:

La ficción nacional está más de moda que nunca pues, para las cadenas, supone su formato estrella. No sólo es en el que más tiempo y dinero invierten, sino que se trata de los espacios que más les hacen ganar el reconocimiento del gran público. Según el guionista y realizador Paco Serrano: “La ficción nacional es el producto que, de una manera más contundente, el espectador asocia con la imagen de la cadena. Es el reflejo de lo que esa empresa quiere mostrar a su audiencia, el arma más poderosa para convencerla“. Si bien hace unos años triunfaba el dramedia familiar (tramas blancas, que unen drama y comedia y están dirigidas a todos los públicos), ahora, el público demanda otro tipo de tramas.

El thriller es uno de los géneros más solicitados por los espectadores. El éxito deEl Príncipe en Telecinco, que consiguió con el final de su primera temporada en mayo de 2014 un 33,3% del share y más de seis millones de espectadores, puso de relieve que la ficción patria podía apostar por argumentos policíacos, sociales, trepidantes… sin tener que abandonar el toque familiar y amoroso que tanto engancha. ‘Vis a vis, el drama carcelario de Antena 3, logró en su estreno, el 20 de abril, más de cuatro millones de espectadores y un 22,4% de la audiencia. En la nueva temporada otoñal, la ficción española más vista fue ‘Mar de plástico’, que debutó el pasado mes de septiembre con más de cuatro millones de telespectadores y un share del 23,6%.

Otra de las tendencias más de moda en la ficción nacional son las series de época. Alejadas de las grandes cifras del prime time pero aupadas por la fidelidad diaria de millones de seguidores, las sobremesas de Antena 3 se han hecho fuertes con la llegada de ‘El secreto de Puente Viejo’ o ‘Amar es para siempre’ que han demostrado que la ficción nacional es pero que muy demandada. Hasta tal punto, que TVE decidió seguir la estela (después de que, años antes, ellos mismos pusieran de moda ‘Amar en tiempos revueltos’ y la dejaran marcha de su parrilla) y ha optado por ‘Seis hermanas’ o ‘Acacias 38’. Sin duda, el boom mediático de los últimos años corresponde a El tiempo entre costuras que, en su capítulo final, en enero de 2014, logró congregar a más de cinco millones de espectadores.

Talent show, ¿que sabe hacer usted?

audiencias-mchef

El género de la telerrealidad es tan abrumador que, rápidamente, ha dado paso a varios subgéneros que tienen un gran éxito, siendo, a día de hoy, fenómenos intratables en audiencias. Los talents ofrecen un lado artístico de los participantes, que nos deslumbran con sus cualidades para el cante, el baile, la cocina… Ya en 2001, la primera edición de ‘Operación Triunfo se convirtió en un fenómeno social con unas audiencias medias de casi siete millones de espectadores por programa, lo que se traduce en el 44,2% del share. Los formatos musicales siempre han sido de los más apreciados y siguen en buena forma, como bien demuestra el dato de ‘La Voz; cuya última edición, acabada en junio (un mes en el que bajan las audiencias globales) lideró con el respaldo de casi cuatro millones de espectadores.

Además de la música, mucho arraigo están empezando a tener en nuestro país los talents culinarios. MasterChef, protagonizado por anónimos, es uno de los programas estrellas de TVE. La última edición que se cerró en junio de este año, tuvo una gala final que fue vista por el 26,8% de la audiencia, más de tres millones y medio de espectadores. La guionista María Mínguez, explicó el porqué del auge de estos contenidos: “Una vez enganchado al espectador, creo que la clave para convertirlo en un éxito, es decir, que esté ahí semana tras semana es emocionarle. Depende de quién, quiere llorar, reír, o incluso indignarse. Pero sea como sea, sentir alguna emoción“.

Coaching, otro hermano de la telerrealidad:

Otro de los subgéneros derivados de la telerrealidad y que tiene gran repercusión es el coaching, en el que una persona con una problemática determinada acude a un especialista que le ayuda a solucionar su situación. La superación personal de un problema real es el ingrediente para entender su éxito. Sin ir más lejos, ‘Constructor a la fuga‘, que se estrenó el pasado 10 de noviembre en La Sexta, se convirtió en el tercer estreno de entretenimiento más visto en la historia del canal, con casi dos millones y medio de espectadores.

Sin mudarnos de canal, tenemos a Chicote y su ‘Pesadilla en la cocina’, que se ha convertido en uno de los estandartes de la cadena con audiencias que superan los dos millones de espectadores, un hito para La Sexta, que se ha hecho fuerte en este tipo de propuestas. Al igual que su competidor directo. Cuatro ha demostrado confianza en este género con ‘Supernanny’ o ‘Hermano Mayor‘, que en octubre del año pasado también superaba los dos millones de espectadores y se anotaba el 13,6% del share.

La tertulia política, el invitado sorpresa:

En los últimos años, hay un nuevo género que está despuntando de una forma asombrosa. Tal vez por la crisis económica y todos sus derivados, los ciudadanos nos volvimos más conscientes y deseosos de saber qué sucedía con aquellos que tomaban las decisiones más importantes de nuestro país. Así, los programas en los que se debatía sobre política comenzaron a proliferar.

En la actualidad, tanto por la mañana como por la tarde, los canales apuestan por espacios como ‘Las mañanas de Cuatro’, ‘Al rojo vivo’, ‘Más vale tarde’ y seguramente, hace muy pocos años, algunos se habrían llevado las manos a la cabeza por la sorpresa que les causaría saber que el prime time de los sábados se disputa entre dos programas de este tipo: ‘La Sexta Noche’ y ‘Un tiempo nuevo’ son las bazas de Atresmedia y Mediaset. Sólo un dato para entender la importancia de estos formatos: el programa más visto fue el ‘Salvados’ que tuvo a Albert Rivera y Pablo Iglesias como protagonistas, con una cuota de pantalla del 25,2% y más de cinco millones de espectadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.