ENTREVISTA A NACHO FRESNEDA: “En España, la industria cultural es una superviviente”

nacho-fresneda

La localidad valenciana de Paterna acogía este fin de semana la primera edición del Festival de Cine Antonio Ferrandis. Un homenaje al artista valenciano ya fallecido que ha contado con numerosas actividades. Entre ellas, la entrega del Premio Antonio Ferrandis al actor Nacho Fresneda (Valencia, 1971) en reconocimiento a su larga trayectoria dentro de la televisión, el cine y el teatro.

Fresneda ha interpretado papeles como el de Manuel Aimé en Hospital Central (Telecinco) o el de Mauricio Alcedo en Amar en tiempos revueltos (TVE). Ambos le han consolidado como actor reconocido dentro y fuera de nuestras fronteras. Sin embargo, el éxito rotundo se puede decir que le ha llegado gracias a su papel como Alonso de Entrerríos en El Ministerio del Tiempo. La serie de Televisión Española termina de renovar por una tercera temporada en la que el valenciano confirma que también estará presente.

El sábado por la mañana, horas antes de que le fuera otorgado el reconocimiento, Nacho Fresneda atendió a los medios de comunicación en el Gran Teatro Antonio Ferrandis de Paterna. Pudimos charlar sobre sus proyectos, el estado de la profesión y el fenómeno “ministérico”, entre otras muchas cosas.

festival-de-cinema

¿Cómo te sientes sabiendo que eres el primero en recibir un Premio Antonio Ferrandis?

Un poco abrumado, la verdad. Uno piensa que sigue siendo un chaval, y los chavales no reciben homenajes (risas). Lo que sí que es cierto es que ya no soy tan chaval y que tengo un sentimiento de gratitud muy grande. Yo soy de Valencia y ser profeta en tu tierra es muy de agradecer. La forma en la que se ha acercado el Ayuntamiento y este homenaje tan sincero que les ha salido me hace que esté todavía un poco ojiplático.

¿Qué tiene El Ministerio del Tiempo de diferente respecto al resto de series de nuestro país?

Mi opinión en este caso es lo que menos cuenta ya que nuestra obligación es hacer el trabajo, presentarlo y esperar. Si hablamos de la opinión de los espectadores, lo que más agradecen es que se les trate como público adulto, inteligente. Utilizando la historia, los guionistas saben fabular en el lado oscuro de esta. Van de la memoria colectiva a los sentimientos más personales. Y luego también la sorna, la autoparodía que ejercemos todo el rato. No podría hablarte solo de una clave. De hecho, mira los americanos, que intentaron hacer la serie y no les ha salido como esperaban. Parece que el humor es parte del ADN español (risas). Todo esto ha hecho que tengamos un público muy activo en las redes. Yo he trabajado en series con un 30-32% de audiencia y no provocábamos lo que esta serie está provocando, que es algo único hasta ahora.

Quizá él éxito esté en que habéis mezclado fantasía, historia y sátira en un mismo formato…

Claro, es una historia más allá de las puertas del tiempo, de Anubis, etc. Es como quien coge una canción que ya existe y hace otra versión nueva. Hemos creado algo que no existía partiendo de algo que estamos hartos de ver, que son los viajes en el tiempo.

“Si viajara en el tiempo… me gustaría tener una charla con Lorca”

El Ministerio del Tiempo tiene unos guiones repletos de bagaje histórico y cultural. ¿Cómo logras no perderte entre tanta información?

Esto es como si le preguntaras a un mago que cómo hace sus trucos. Es magia. Hay mucha imaginación, corazón, honestidad y humildad en lo que hago. Intento ver con los ojos de ese personaje. Realmente es muy sencillo, es ponerte en medio del texto y de los espectadores y contar una historia. Lo que me pasa ahora es que estoy tan bien arropado que lo único que debo hacer es dejarme llevar.

Hablando de viajes por el tiempo, ¿a qué época y a qué lugar te gustaría viajar?

Lo tengo muy claro. Me gustaría pasar una temporada con La Barraca (grupo teatral dirigido por Eduardo Ugarte y Federico García Lorca) de gira por España. Lorca en sus años 20 o 30. Tuvo que ser durísimo a la vez que maravilloso. Ponte que vivieras en el pasado y, de repente, te tropezaras con nuestro presente.

¿Qué cosas cambiarías?

Uf, el presente (se lleva las manos a la cabeza). Vivo en tantas épocas que al final me lío. Prefiero que hablemos de fútbol, por ejemplo (risas).

¿Con qué personaje histórico te gustaría mantener una charla?

Soy un poco pesado, pero te diría que con Lorca. Me fastidió, en plan broma, que en el 8º capítulo de la primera temporada (El Ministerio del Tiempo) en el que aparecía Lorca (Ángel Ruíz), yo no pudiera tener escenas con él. Tampoco pegaba mucho con mi papel.

Casualmente, estás muy solicitado en las series de temática histórica. ¿Qué te anima a coger este tipo de papeles?

En este país, como mucho, tienes dos opciones: trabajar o no trabajar. Además, ha habido una reciente proliferación de series históricas. En España, si quieres ser actor, debes saber montar a caballo. A mí, por suerte, esto me venía de antes, y es que en Valencia ya tuve la oportunidad de poder hacer mucha lucha escénica. Por lo que se ve, tengo cara de antiguo y me cogen en casi todas las series históricas (risas). Son series con las que se disfruta mucho porque están muy trabajadas, muy justificadas.

De todos los personajes que has interpretado a lo largo de tu carrera, ¿con cuál te quedarías?

Elegiría uno de los primeros, que fue el de la Tarara del Chapao (2003). Significó mucho para mí y, además, me sirve como sincero homenaje a Enrique Navarro, el director, que nos dejó hace poco. Aunque también me quedaría con el último, con el de El Ministerio. Alonso de Entrerríos me ha dado una oportunidad increíble. Es un regalo fantástico de los hermanos Olivares.

Como hemos comentado, hay un gran grupo de “ministéricos” (fans de la serie) que revolucionan las redes sociales cada vez que emitís. Y tú, ¿de qué series eres un fiel seguidor?

Me encantan las series. Antes de ayer, de hecho, acabé la cuarta temporada de Ray Donovan. Eran las doce y media de la noche, necesitaba comentarlo con alguien y hablé a mi amigo. También me gusta mucho Peaky Blinders, una serie de la BBC. Por no hablar de Shameless, Fargo, True Detective o Breaking Bad. La que me está costando es Mr. Robot.

“He aprendido a dar las gracias ante cualquier crítica, buena o mala, y a no justificarme”

Ya se ha anunciado la renovación por una tercera temporada de El Ministerio del Tiempo. ¿Puedes adelantar algo sobre cómo le irá a Alonso de Entrerríos?

Si te soy sincero, no tengo ni la más remota idea. Tampoco debería imaginarme nada de lo que me pueda pasar, mejor sorprenderme. Lo único que me preocupa es, una vez me den el guion, dar toda la verdad a mi personaje. Además, nunca llegaré a imaginarme lo que pueda estar tramando un equipo tan ingenioso como el que tenemos.

¿Por qué crees que el Estado margina tanto la cultura?

Creo que hay una venganza estúpida que acarrea problemas desde tiempo atrás. La industria cultural es una industria más. Debería ser tratada como el resto, como la del automóvil o la de los periódicos. Es una industria que da trabajo a miles de personas. Hay que lograr que el sector tire para adelante, que cree marca, que se exporte fuera de España. Desgraciadamente, nos estamos equivocando. Y nosotros, los actores, hacemos lo que sabemos hacer: luchar. Al margen de las eternas y estúpidas discusiones de si estamos subvencionados o no, yo he de decir que llevo 25 años en esto y nunca he recibido una subvención. Soy un ciudadano más que también paga sus impuestos. Creo que deberíamos unirnos todos un poquito y defender lo que nos pertenece. En el extranjero es que alucinan con lo que hacemos en televisión en tan poco tiempo y con tan poco presupuesto. O sea, que tenemos una muy buena fama repartida por los festivales de televisión del mundo. En Miami triunfamos. No te digo El Ministerio, te digo Vis a Vis, El Príncipe… En España, la industria cultural es una superviviente. Podríamos sentirnos un poco orgullosos, ¿no? Esa es mi forma de patriotismo: sentirme orgulloso de Bayona, de Mar de Plástico, de Almodóvar…

¿Hasta qué punto eres crítico con tu trabajo? ¿Te cuesta desconectar?

En esta profesión hay que ser hipercrítico y nunca conformarse. A ver, sin llegar a un estado de parálisis. Te hablo de una autocrítica con la que hay que intentar manejar el ego. Pero, además, me gusta ser crítico en mi intimidad. He aprendido a dar las gracias ante cualquier crítica, buena o mala, y a no justificarme. Esto último es muy de actor (risas). Por tanto, una vez he hecho mi trabajo de forma crítica, dejo todo en manos del público. Ellos deciden.

¿Algún proyecto próximo del que puedas adelantarnos algo?

Sí, claro, la tercera temporada de El Ministerio del Tiempo.

Aparte.

Es que no me da tiempo para más. Estoy toda la semana trabajando de aquí para allá, y lo poco que tengo libre lo dedico a recuperarme de las heridas del rodaje. A parte, estoy colaborando con el Palau de les Arts (Valencia), en el Teatro de la Ópera, con un equipo que es una maravilla. Y también imparto unos talleres de interpretación a los cantantes de ópera. Está siendo increíble, y con eso tengo más que de sobra.

iris casas Entrevista realizada por: Iris Montoya (@irius_MC)

Un comentario en “ENTREVISTA A NACHO FRESNEDA: “En España, la industria cultural es una superviviente””

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .