Cristina Medina, la solución al aburrimiento

Cristina Medina

Cristina Medina nació el 26 de julio de 1971 en Sevilla. Desde pequeña tenía claro que las artes escénicas formarían parte de su futuro. En 1993, con solo veintidós años se fue a Londres a estudiar teatro y allí estuvo durante seis años, compaginando sus estudios con su vida en España. Participó en diversas obras de teatro antes de fundar su propia compañía en 1997, Pez en Raya, con Joan Estrader, que además de su socio, es su marido.

Dentro de sus creaciones teatrales destacan algunas como Hot Burrito, Juancállate, Lo cerebro, Pésame mucho, Tápate, Solala y la última, estrenada recientemente y con la que actualmente continúa de gira, A grito pelao. Desde que se fundó la compañía, Cristina y su marido han llevado el teatro de humor por toda España y fuera de nuestras fronteras. Sus obras han estado presentes en festivales tan importantes como el Festival Internacional de Teatro de Shanghai, en China, el de Clown de Nueva York o el de Edimburgo, Escocia.

También ha recorrido países como Italia, Alemania, Venezuela o Colombia. En el año 2000 recibió el premio al mejor espectáculo en el Festival Internacional del Humor de Madrid con su creación Tápate. Dos años más tarde, Pésame mucho fue considerado el mejor espectáculo en los festivales de Winchester y Bath, en Inglaterra y en 2004, Sólala obtuvo el premio al mejor espectáculo en la XI edición del Festival Internacional del Humor de Madrid y al mejor espectáculo en la Fira de Tárrega.

La fama le llegó en 2008 con la serie de Mediaset La que se avecina. Ahí interpreta a Nines Chacón, un personaje con un carácter muy peculiar. Es una mujer vaga, que donde más tiempo pasa es en el sofá, muy borde, a la que su marido dejó plantada y con un odio muy marcado hacia los hombres. Debido a esto, capítulo a capítulo, busca aprovecharse del sexo masculino para conseguir lo que a ella le interesa. Su antipatía y pasotismo hace que la comunidad de vecinos más famosa de España no le tenga precisamente cariño. Gracias a este papel, Cristina Medina es reconocida en todo el país. Desde que hizo su primera aparición en la serie, Cristina desea seguir siendo propietaria de Montepinar hasta que cierre. Confiesa que su personalidad en la vida real no es ni siquiera parecida a la de Nines.

La artista afirma sentirse feliz de compaginar su vida profesional con la personal en la que su marido es el principal protagonista. Además de fundar su compañía de teatro juntos, la pareja tiene dos hijos, Gerard y Leo.

Pero nuestra protagonista no solo disfruta encima del escenario o delante de las cámaras, a ella no le falta tiempo para dedicarse a sus hobbies. Adora disfrutar con su pareja y sus dos hijos, salir por Madrid con su patín, tocar el piano y acudir de vez en cuando a espectáculos de cante flamenco.

Igual que ella, nosotros también esperamos que continúe haciéndonos disfrutar y reír a carcajadas en el teatro y la televisión y le deseamos mucha suerte en su vida tanto personal como profesional. ¡Muchas felicidades, Cristina!

mari paz alcaraz Escrito por: Mari Paz Alcaraz (@alcaraz_maripaz)

2 comentarios en “Cristina Medina, la solución al aburrimiento”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .