Paulina Rubio, el ‘huracán’ mexicano

paulina rubio

Nació para el espectáculo y las luces. Cuando se pregunta a Paulina por su ídolo ella no duda ni un instante: Susana Dosamantes. Su madre, una artista consagrada en México, le enseñó que para triunfar se necesitaba algo más que talento (algo que a la niña Pau no le faltaba): para ser artista se requiere estudio, perseverancia, voluntad.

En 1980 ingresó en el Centro de Capacitación Televisa, con el objetivo de salir de él convertida en una estrella. A los dos años, en 1982, se formó el grupo juvenil Timbiriche, una auténtica revolución dentro del panorama musical de América Latina.Grabó con ellos once discos (siete fueron disco de platino y cuatro, de oro) y se comió el escenario con su pelo rubio, su delgadez vivaz, y su voz, trabajada en Los Ángeles con esmero. En los escenarios se cruzó, y las malas lenguas dicen que no con demasiado entusiasmo, nada menos que con otra grande de la canción latina, Thalía. Sin embargo, si Paulina Rubio se ha caracterizado por algo ha sido por eludir cualquier tipo de declaraciones cruzadas o descalificaciones a compañeros de la profesión.

Después de Timbiriche:

Después de diez años con el grupo Timbiriche, y tras algunas incursiones por el mundo de la telenovela, con títulos como Pasión y poder o Pobre niña rica, Paulina decidió emprender una carrera en solitario, no sin antes prepararse en aspectos propios de su profesión, y en otros relativos a la formación cultural (estudió Historia del Arte en Europa).

Su lanzamiento, con un sugerente título en su primer trabajo discográfico, La chica dorada, constituyó todo un hito. Vendió cerca de trescientas mil copias. Del siguiente álbum, duplicó las ventas, poniéndose en la escalofriante cifra de seiscientos mil. Todo un éxito de 24 kilates.

Sus ojos vivos, su boca sensual, su cuerpo menudo (aunque mide 1,62 metros) nos hablan de una mujer viva que disfruta con su trabajo. Sin embargo, esta géminis puramente artista se declara ferviente admiradora del Amor (con mayúsculas). A él se rinde: “En mi música podrán encontrar despecho, nostalgia, alegría, euforia, pero siempre inspirada por el amor, el único sentimiento que me hace vivir, respirar”.

Entre sus mayores están los temas: “Mío”, “El último adiós”, “Y yo sigo aquí”, “Baila Casanova”, “Te quiste tanto”, “Ni una sola palabra”, “Causa y Efecto” y “Me gustas tanto”. A grandes rasgos, Paulina ha vendido más de 20 millones de discos, lo que la convierte en uno de los músicos latinos con mayores ventas. Diferentes medios de comunicación como los portales Univisión y Terra Networks la han incluido entre las celebridades latinas más influyentes. Ha ganado premios como el Billboard latino entre muchos otros. Otras ocupaciones de Paulina han sido ocasionalmente modelo, empresaria y actriz.

En 2019 forma parte del equipo de coachs de ‘La Voz’ en Antena 3.

Anuncios

8 comentarios sobre “Paulina Rubio, el ‘huracán’ mexicano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.