Edu Casanova, un actor de los pies a la cabeza

edu casanova.jpg

Eduardo Casanova es uno de los actores más conocidos del panorama español. Ha pasado por el cine, la televisión, el teatro y ha trabajado con los actores más prestigiosos de nuestro país. Su verdadero nombre es Eduardo Reina Valdehita, pero para nosotros, es más conocido como el adorable Fidel, de “Aida”. Hoy, cumple años y su sueño ahora es dedicarse a dirigir. Pero para llegar hasta aquí ha tenido que recorrer un largo camino.

Su trayectoria profesional empezó en el año 2005 con su papel en la serie “Aida” que lo catapultó directamente del anonimato a la primera línea de actores archiconocidos del país. Eduardo interpretaba a Fidel, un adolescente homosexual, rarito y adicto a los estudios. Este personaje abrió el debate sobre como debían tratarse la sexualidad y el acoso escolar en la adolescencia. Pero también abrió el debate paralelo sobre la orientación sexual del actor pese a que él nunca la ocultó. Fidel, se convirtió en uno de los personajes más conocidos y entrañables de nuestra televisión y nadie pudo evitar reír y llorar con él en los diez años que se mantuvo en nuestras pantallas.

Su carrera en el cine empieza con la película “Chuecatown” en 2007. Dirigida por el director Juan Flahn, cuenta la historia de una serie de crímenes en el emblemático barrio gay de Chueca, para hacer una purga de la población y dejar solo a los guapos y jóvenes. Además de Eduardo Casanova, el reparto está formado por conocidos actores como Pepón Nieto, Concha Velasco o Pablo Puyol. Mientras tanto, Eduardo decide dar sus primeros pasos en el teatro con “El Principito” donde pasa la mitad de la obra colgado de un arnés saltando de planeta en planeta.

Su trayectoria en el cine sigue avanzando con “La última guardia” (2010), un telefilme de la cadena Antena3 que supone el reencuentro de los personajes de la serie “Farmacia de guardia” quince años después de su emisión. Y no podemos abandonar el cine sin mencionar “Del Lado del Verano” una película de Antonia San Juan en la que Eduardo Casanova interpreta a Tomás. Según la crítica, uno de los mejores personajes que le da verdadera luz a la película, una de sus actuaciones más brillantes. Si bien es cierto que los personajes a los que este actor interpreta son siempre arriesgados, diferentes y provocadores.

2011 fue uno de los años más importantes en la vida profesional de este actor. En noviembre, Eduardo se estrena en el teatro Calderón de Madrid como maestro de ceremonias de “The Hole”, una de las obras más pícaras, irreverentes y rebeldes de toda la cartelera del Madrid del momento. Esta interpretación dejó encantado al director Álex de la Iglesia, según cuenta en un artículo de El País. Esto dio pie a que ambos trabajaran juntos en la película “La chispa de la vida” que se estrenaría en 2012. Eduardo Casanova da vida aquí a Lorenzo, hijo de Luisa (Salma Hayek) y Roberto (José Mota) un publicista en paro que tiene un accidente. Tras está película director y actor han vuelto a trabajar juntos en Mi gran noche (2015) que cuenta con una nota de humor y malicia la historia de la grabación de un programa de nochevieja.

Edu Casanova

Durante este año también participa en el videoclip “Superdotada” de Glamour to Kill. La canción es sí es un himno a lo diferente, a destacar. Y la actuación de Eduardo sigue esta línea mostrando su abiertamente su rebeldía, su talento para provocar y su orientación sexual. Algo que hace desde que se filtraron unas fotos suyas subidas de tono con su novio a Instagram. Esto, supone el mayor escándalo de la carrera del artista ya que se llegó a dudar que se tratara de un mal montaje para aumentar su popularidad.

Finalmente, en 2011 Eduardo Casanova inicia lo que será su verdadera pasión a partir de este momento: Dirigir. Se inaugura con el corto “Ansiedad” protagonizado por Ana Polvorosa, Lorena en la serie “Aida” y una gran amiga de Edu desde que graban juntos. Cuenta la historia de Violeta, una diva con fobia social y de el hombre que, loco por ella, trata de conocerla pese a su problema. Aunque sigue dirigiendo más cortos como “Amor de Madre”, “Fumando espero” o “La hora del baño”, la verdad es que no ha tenido demasiado éxito en este campo. Sus obras no son demasiado conocidas y apenas hay distribuidoras dispuestas a colaborar con él. El autor siempre ha culpado a la cobardía de las distribuidoras que no se atreven a sacar algo provocador y distinto a lo típicamente comercial: “No se puede obligar a nadie a que valore mi arte ni el de ningún artista pero yo sí les puedo llamar cobardes por no hacerlo”. Sin embargo,  estas obras suponen un derroche de creatividad, con unos guiones trabajados y una historia potente que hace que no puedas apartar la mirada de la pantalla. Además, muestran el inmenso mundo interior del artista y su desafiante forma de hacer crítica a una sociedad demasiado cerrada. A pesar de las distribuidoras, Eduardo ha dejado claro en su cuenta de twitter que va a seguir dirigiendo cueste lo que cueste.

Tras este repaso a su carrera, y a los motivos de su popularidad, tengo que despedirme felicitando a este polifacético artista por su cumpleaños: Luchar por un sueño, guste o no, nunca puede ser un error. Felicidades por tu valentía, por tu creatividad, felicidades por otro 24 de Marzo.

silvia ortiz sileliane Escrito por: Silvia Ortiz Cano (@sileliane14)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s