“Get Weird”, nuevo álbum de Little Mix

little mix

La confirmación de una suposición. Eso es lo que viene a la mente tras escuchar al completo “Get Weird”, el nuevo disco de la girlband británica Little Mix. Tras su debut con “DNA”, que acompañó su éxito en ‘The X Factor’ en 2011, con su segundo disco “Salute” empezaron a construir lo que son hoy en día, uno de los grupos de referencia del pop internacional actual, y por méritos propios.

Aunque es un tanto arriesgado e incluso injusto encasillarlas únicamente en el género “pop”, lo que sí es seguro es que con este disco demuestran una gran madurez y solidez. Cuatro voces, muy diferentes y personales, incluso reconocibles si no las escuchásemos en su contexto como grupo, se unen creando un sonido homogéneo. La mezcla perfecta.

En “Get Weird” no se aprecian líderes ni protagonistas. Jade, Jesy, Leigh-Anne y Perrie aportan, cada una y según sus características, su 100%, y eso va sin duda en beneficio del grupo.

La objetividad no entiende de gustos, pero puestos a enumerar algunas canciones, las hay para amantes de casi todos los estilos. Little Mix no renuncian a la fórmula que les dio tan buen resultado en “Salute” y en este disco encontramos temas como ‘Hair’, ‘Grown’ y ‘Lighting’, potentes a más no poder y con una base de ritmo muy marcado.

Por otra parte, también hay otras totalmente pop que nos trasladan de nuevo a los ochenta, como son ‘Black Magic’, ‘A.D.I.D.A.S’ o ‘Love Me Like You’. Ojo, porque de esta última hay incluso una versión reggae. Acertadísima.

El caso curioso del disco lo encontramos con Secret Love Song, canción que cuenta con dos partes.Secret Love Song (part I) es una colaboración con Jason Derulo y tal vez sea el próximo single oficial. Con un instrumental propio de la típica balada desgarradora, lo tiene todo para ser un éxito.

En Secret Love Song (part II) se produce todo lo contrario. Las voces pasan a ser las protagonistas y la canción cobra su verdadero sentido. De fondo, únicamente piano y cuerdas. Una delicia para los oídos, igual que Love Me Or Leave Me.

También hay sitio para canciones que se alejan de lo meramente pop, con reminiscencias al góspel. Escuchar I Won’t es como volver a la época de “Sister Act”. Algo parecido pasa con The End y The Beginning.

Con colaboraciones en la composición de algunos temas como Jess Glynne (Grown y I Won’t) y Jessie J (Clued Up), “Get Weird” puede definirse como un disco, ante todo, completo y vocalmente exquisito.

Little Mix van camino de convertirse en las Spice Girls de esta década. El tiempo dirá. Eso sí, más allá del éxito tienen algo muy claro: quieren estar las cuatro juntas. Siempre.

Natalia Jessie J 

Escrito por: Natalia Fuster (@ntaly4)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .